3 juegos para bebés de 0-3 meses

A veces, y sobretodo si es el primer bebé en casa, nos cuesta un poco aprender a relacionarnos con los bebés y a interactuar o jugar con ellos.

Los cambios de pañal, el momento del baño, y todos esos ratitos en los que está despierto y atento, son ideales para empezar a estimular sus sentidos y jugar con él.

juego-bebe
Al principio el bebé no verá nada que esté a mucha distancia de su carita, pero poco a poco verá cada vez más lejos y os reconocerá.

1) Una buena manera de empezar a estimularle es poniéndole música. Puedes crear varias playlists para diferentes momentos del día o actividades para tener siempre a punto la música ideal en cada momento. ¿Y para jugar? Le encantará que le cojas en brazos y bailes con él, o que le bailes delante. ¡Y le gustará cada vez más! 

2) Otro juego que le va a encantar es que le muevas las manos o le hagas figuras frente a la carita. A los bebés les encantan las manos: seguirlas con la vista, cogerlas entre las suyas, llevárselas a la boca... procura lavarlas siempre cuando le dejes jugar con ellas por si acaso ;)

3) Pon juguetes a su alcance. Lo ideal es que te hagas con un gimnasio para bebés o que le cuelgues objetos a la altura de la vista, intentará darles primero y cogerlos después. Puedes ir cambiando esos juguetes y poniéndolos a diferentes alturas. Le encantará.

juego-bebe
 
Ten en cuenta la actitud del bebé cuando juegues con él. Igual la primera vez el juego no le llama especialmente la atención, en la repetición está el éxito. Si ves que el bebé sonríe (incluso a carcajadas le está gustando). Si ves que se enfada y se pone a llorar es que está cansado de ese juego, puedes cambiar a otro o dejarlo para otro momento.

Pero al final lo importante es que interactúes con él. Porque, no lo dudes, su juguete favorito eres tú :)

¿A qué juegas con tu bebé? Cuéntanoslo en comentarios 

Eulàlia Carbonell

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

2 comentarios:

Bebé a Mordor dijo...

Estoy recordando esto... ayyyy! Qué época!! :D

Eulàlia Carbonell dijo...

Verdad? Qué nostalgia y qué rápido crecen, me alegra que te haya transportado a buenos momentos! Un besazo ;)