La mesa de luz, un recurso mágico

Las mesas de luz están de moda. Eso es así. Y es una noticia estupenda.

La mesa de luz es un recurso de juego libre y aprendizaje muy versátil con el que garantizamos horas y horas de entretenimiento, diversión y aprendizaje a nuestros peques.

Este recurso está inspirado en la pedagogía Reggio Emilia, que pone al niño en el centro del aprendizaje y dónde cada espacio tiene su propósito y su identidad.

Hay muchos tipos y formas de mesas de luz, portátiles o fijas, mesas o cajones, de diferentes  tamaños y materiales. Puedes comprarla o harcela tú mismo como hicimos en casa, que nos hicimos un cajón de luz DIY con el que estamos encantados.

mesa-luz-recurso

¿Sus usos? Infinitos. Pero hablaremos de ello en otros posts porque el tema da para mucho y son muchos los recursos que podemos usar en ella.

¿Sus beneficios? Muchos. Son un estímulo sensorial estupendo, sobretodo para la vista, y mejora el enfoque de los pequeños. Además, les ayudan a trabajar la capacidad de concentración y relajación ya que les cautiva y el estar casi a oscuras les ayuda a centrar toda su atención en lo que están haciendo en la mesa. Y, lo más importante, estimula su creatividad y su imaginación.

Pero para mí lo más importante es que es un recurso mágico para ellos. Les alucina. Y está más que comprobado que para que haya aprendizaje tiene que haber emoción, así que esa magia es la clave que la hace tan especial para que los peques aprendan mediante el juego.

Desde que publiqué mi DIY sobre la mesa de Luz en el blog lo que más me preguntan es a que edad puede empezar a usarse y hasta qué edad les sirve. Pues la respuesta seguro que os suena: depende del niño/a. Es así. Si queremos una generalización yo diría que de los 2 a los 8. Pero esa afirmación acepta matices. Muchos.

Dependerá del niño y del interés que le genere. Yo empezaría a ofrecérsela sobre los 20 meses (incluso antes si el peque es receptivo), no te preocupes si al principio no muestra interés porque es un recurso que os durará muchísimo ya que puedes ir adaptando los materiales con qué trabaje en ella: desde láminas de colores hasta láminas del cuerpo humano, pasando por bloques de construcciones y materiales cotidianos. Pero de materiales y juegos hablamos otros día.

¿Tenéis mesa de luz en casa? ¿Comprada o DIY? ¿Qué te parece este recurso?

 Ya sabéis que si no queréis perderos ninguna novedad podéis seguirnos en facebook y en twitter.

Eulàlia Carbonell

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

No hay comentarios: