¿Patinamos en familia?

Un gran plan en familia puede ser algo tan simple como coger unos patines y salir a hacer algo de ejercicio juntos. Y ya si es para aprender todos juntos a patinar... vamos, el planazo del siglo con cámara en mano, of course, y muchísimas risas aseguradas. El show va a ser memorable...

patinaje, patines, roller play 3, patines para niños, aire, aire libre, ocio, ocio en familia, deporte, aprendizaje


Nosotros hemos aprovechado a que Papá Noel trajo patines con todas las protecciones para los peques para darle vida a unos patines que me compré allá como en el 2009 y usé algo así como 20 minutos muertecita de miedo porque me veía en el suelo con algún hueso roto y muerta de vergüenza de cualquiera viera cómo me pegaba el tozolón del siglo. Quitando ese breve encuentro con unos patines yo no patinaba desde que tenía unos 10 años y, desde luego, no eran patines en línea lo que tenía en aquella época.

Nuestros patines son los 3 de Decathlon y hasta los míos son de la sección infantil (es lo que tiene ser recogida, que puedo comprar en esa sección y me sale más barato). Los de mis hijos son los más baratos que había: Los Roller Play 3 de 15€, que para que aprendan un poco y se familiaricen con el maravilloso mundo de la estabilidad tienen de sobra. Si luego viéramos que les encanta patinar y que quieren apuntarse a clase y hacerlo de forma más continuada pues ya cogeremos algo mejor, pero de verdad que para que dos peques de 5 y 3 años aprendan están muy bien. Papi aún no tiene pero ha dicho que a no mucho tardar también se va a animar.

patinaje, patines, roller play 3, patines para niños, aire, aire libre, ocio, ocio en familia, deporte, aprendizaje

Lo bueno que tienen los patines Roller Play 3 en la talla pequeña es que puedes poner las ruedas todas en línea o poner 2 ruedas detrás, lo que se llama kit de estabilidad y la verdad es que a la peque le va de lujo porque va más segura y no se le van los tobillos para todos lados.

El primer día que los usamos fue de traca. Mi hijo parecía que tenía las piernas de gelatina, se le iban los pies para todos lados y estaba más rato en el suelo que de pie. Pero bueno, la verdad es que se lo tomaba con mucho humor y poco a poco fue capaz de estar más o menos derecho. Más o menos...

La peque como llevaba el kit de estabilidad la verdad es que lo llevó muy bien y de una forma muy digna, Y oye, que tiene su mérito aun con las rueditas detrás, que solo son 3 añitos.

Y yo... pues para mi sorpresa no me caí ni una sola vez. Yo creo que fue porque estaba más concentrada en sujetarlos fuerte para que no se pegaran ellos el tozolón que yo funcionaba por inercia. Su pega: forcé tanto la muñeca que me ha salido un huevo que a veces duele que te pasas. 

Aunque algunos ya vísteis este vídeo en las redes sociales os lo vuelvo a dejar para que veáis mi cara de tensión, la de miedo de mi hija y la risa nerviosa del brujillo.


Lo más importante de todo son las protecciones y os aseguro que cumplen su función porque tal como van ya en unas pocas sesiones de patinaje no quiero pensar cómo habrían acabado mis hijos. A ver... que la inmensa mayoría hemos ido con las rodillas y las manos peladas y llenos de refregones pero bueno, ya que hoy en día hay medios pues vamos a aprovecharlos. Sobre todo el casco, por favor, que un mal golpe y tenemos un disgusto gordo.

Si queréis mi opinión unos patines son una gran compra, suelen tener un margen de 2 o 3 tallas con lo que nos podemos garantizar amortizarlos durante más tiempo. Y además es una actividad física muy divertida y que se puede realizar tanto de forma individual como en grupo.

¿Vuestros peques tienen patines? ¿Qué tal se lo pasan ellos?

Ya sabéis que si no queréis perderos nada podéis seguirnos en facebook y en twitter.

Cristina Prieto

Madre loca e inquieta a la que le encanta escribir y compartir las experiencias y vivencias que me ha traído este desbordante mundo de la maternidad. Mi máxima: EL HUMOR. Porque con humor se vive y se aprende mejor.

No hay comentarios: